Autor: A. Avogadro

“Trabaja en el laboratorio”

En las siguientes fotos se puede observar parte de las grabaciones realizadas por los alumnos. Estas grabaciones consistían en reflejar el máximo posible de normas de seguridad en el laboratorio, materiales y peligros a tener en cuenta. A través de la grabación de las mismas, los estudiantes han sido más conscientes de la cantidad de cosas que hay que vigilar o prevenir, principal objetivo del trabajo.

Fotos de fragmentos de los vídeos grabados por los estudiantes.

 

Anuncios
Cristales de CuSO4

Cristales de CuSO4

Esta práctica consistió en observar algunas características del enlace iónico. Para ello, se obtuvo sulfato de cobre sólido por dos métodos: en primer lugar cristalizándolo lentamente a partir de sus iones en disolución acuosa (foto de la izquierda); en segundo lugar, precipitándolos rápidamente utilizando acetona, visualizándolos a través  (fotos de la derecha).

La cristalización es un proceso químico por el cual a partir de un gas, un líquido o una disolución, los iones, átomos o moléculas establecen enlaces hasta formar una red cristalina, la unidad básica de un cristal. La cristalización se emplea con bastante frecuencia en química para purificar una sustancia sólida.

¡CURIOSIDAD! Aunque el vidrio se suele confundir con un tipo de cristal, en realidad no posee las propiedades moleculares necesarias para ser considerado como tal; el vidrio, a diferencia de un cristal, es amorfo. A algunos vidrios, se les añaden determinados metales, como el plomo, para que sus propiedades en cuanto a brillo, sonoridad y peso sean muy parecidas a las de los cristales. Éste es el caso de la vajilla de vidrio, aunque es vidrio lo llamamos cristal. Y esta confusión permanece porque la legislación admite denominar cristales a este tipo de vidrios. En concreto la legislación española admite llamar cristales a los vidrios que incorporan en su composición al menos el 24% de óxido de plomo, aunque en rigor siguen siendo vidrios, se denominan cristales.